¿Qué es la Kombucha y porqué se le conoce como "Hongo" de Kombucha?

La kombucha es una bebida probiótica y milenaria que ha sido consumida desde hace más de 2000 años por diferentes civilizaciones del mundo y que también ha sido examinada con criterio científico por más de un siglo desde el inicio de la era científica en los 1900, a la kombucha se le atribuye la fama de dar a sus consumidores un refuerzo, prevención y una curación ante la enfermedad, una vida longeva, y la constante desintoxicación de metales pesados, cancerígenos y tóxicos que se acumulan en el cuerpo.

Su nombre proviene del nombre de un antiguo doctor japonés, al que se le atribuyó la introducción de este té fermentado en el imperio del antiguo Japón, según los registros históricos, el Dr. Kombu fue el que introdujo el té en el imperio del Cipango.

(Cha, significa té) Kombu-cha= El té del doctor Kombu.

Más este no es su verdadera y única explicación acerca del “origen” del nombre de esta bebida, es sólo una posible explicación del origen del nombre que conocemos en este hemisferio, el verdadero origen de su nombre es incierto, pero la evidencia de su existencia en el mundo es innegable, ya que puede observarse de manera histórica en Rusia, China, Filipinas, India, Java, así como también en cualquier lugar del mundo occidental en estos tiempos, esto significa que existen muchos nombres distintos en el mundo que pueden ser utilizado para referirnos a la misma bebida milenaria.

Como el Kvass, Hongo chino, Kefir de agua, o Hongo manchuriano, entre muchos otros nombres.

¿Por qué se le llama Hongo?

Existe mucha confusión al respecto de este té debido a que es popularmente conocido con el nombre de “hongo”, y esto se debe principalmente a que en el interior de su cultivo o de su fermentación, reside el SCOBY, el cual es un disco de celulosa que tiene apariencia similar a la de un hongo o una medusa y que cumple la función de fermentar un té azucarado para obtener la Kombucha tras el lapso de 7 días.

El SCOBY, no es un hongo, más sin embargo, es su apariencia la que le ha creado el nombre popular de “hongo” que hoy se le conoce en múltiples lugares.

La mejor palabra para describir a la Kombucha y el SCOBY es Simbiosis.

El SCOBY no es un hongo, es realmente una colonia de bacterias y levaduras, y la verdad es que podría ser científicamente clasificado como un liquen.

La simbiosis es una denominación apropiada para definir lo que de verdad ocurre en el proceso de la fermentación de Kombucha y el producto final que recibimos, el cual es una bebida completamente viva que será mucho más bio-disponible para nuestro organismo lo que significa que se absorberá mucho mejor que cualquier otro suplemento sintético o “natural” porque la Kombucha es un Probiótico.

¡El SCOBY es un organismo vivo, nace, crece, se reproduce y eventualmente muere!

cultivo de kombucha

Cultivo propio: 2 frascos para el consumo de 3 personas y otros 2 frascos como hostales de SCOBYS

Así que el Scoby o mal nombrado “hongo” de Kombucha, no es lo que consumiremos directamente; lo que consumiremos es un té que prepararemos al inicio del proceso de cultivo con una buena cantidad de azúcar, y esta azúcar después será digerida por el scoby quien procederá a convertir por medio de la fermentación a este té en Kombucha.

Cuando se fermenta, da paso a la formación de celulosa, el cual es el tejido del SCOBY dentro del recipiente de cultivo, y es por este medio que se reproducen de manera asexual los SCOBYS, este proceso da origen a subproductos como a ciertos ácidos y ciertas enzimas que son los que le dan sus atributos sanadores que le dan su fama de “Elixir” a la Kombucha como bebida, ya que se ha demostrado en múltiples ocasiones de manera científica e histórica la cantidad de propiedades benéficas que el consumo del té de kombucha conlleva a los que lo consumen.

Y no sólo nos referimos a  sus propiedades curativas, sino también a sus capacidades preventivas ante la enfermedad debido a que fortalece y ayuda al cuerpo a sostener un adecuado funcionamiento de las defensas y de los demás procesos internos.

¿Y cómo se hace la Kombucha?

La Kombucha debe ser fermentada, de manera ideal en un recipiente de vidrio de forma cilíndrica con capacidad de más de 2 litros y que no haya sido utilizado como articulo de decoración ya que estos por lo general contienen plomo.

Y este recipiente debe permanecer, de manera que permanezca en reposo total, y sin recibir luz directa del sol mientras se fermenta la Kombucha, el proceso de fermentación tiene que ver básicamente, con un proceso que existe con la relación entre el scoby y la levadura que proporciona el té azucarado, los elementos se fusionan dando como producto al té de kombucha.

Para ese entonces, en un lapso de alrededor de 6 a 9 días podremos cosechar la cantidad de té que pusimos a producir en un inicio como está enunciado en este post en el que explico como es el proceso de hacer Kombucha.

¿ Cómo hacer Kombucha en casa?

Este es el té que fue fermentado por el SCOBY y que debemos consumir para ser beneficiarios de sus múltiples beneficios, o para ayudar a nuestro cuerpo a curar o inclusive para ayudarnos a recuperarnos de alguna enfermedad y de la carga tóxica de los tratamientos convencionales. 

¿Pero… a qué sabe?

El té de Kombucha era y es una bebida tradicional en muchos lugares del mundo, especialmente en Europa y Asia donde es consumida en manera de refresco, es de una naturaleza fermentada, es refrescante y es bastante saludable.

Su sabor puede asemejarse ligeramente a la sidra de manzana un poco avinagrada, con un toque de champaña.

Más sin embargo, su sabor puede variar acorde a el tiempo de fermentación que le permitamos realizar, su olor es lo que más espanta a los que empiezan a conocer la kombucha, ya que es de naturaleza vinagre, la verdad es que no es un olor muy fuerte, más su olor si es notablemente el de vinagre especialmente en el proceso de cultivo y no tanto en su etapa final cuando ya la consumimos.

Más sin embargo, el sabor de la kombucha en su etapa final se podría definir como de agridulce, además de poderse realizar en multitud de sabores, lo que indica que su sabor también puede variar acorde al sabor que le queramos dar después, si estás asustad@ por empezar a tomar Kombucha, puedes leer acerca de Mi primera vez con la kombucha para que puedas anticiparte y familiarizarte con lo que puede pasar en ese caso.

Aquí te dejo:

 Recetas para saborizar Kombucha

El más tradicional, y el más conocido, es el realizado con té negro y azúcar refinada, es en este modo de hacerlo, el que libera más ácido glucurónico y otras enzimas y vitaminas que son los que proporcionan todos sus beneficios.

 ¡Muchas gracias por leer! 

Paz y Bendiciones!