¿Cómo empezar a comer más saludable para mejorar nuestra salud?

¿Cómo empezar a comer más saludable para mejorar nuestra salud?

¿Cómo empezar a comer más saludable para mejorar nuestra salud?

La triste verdad de la actualidad es que un gran sector de la población tiene la errada idea de que el cuerpo humano es algo así como una máquina sin alma y sin sustancia alguna, y esa idea declara que esta “máquina” tan sólo necesita llenarse de alimento así como un vehiculo a su vez necesita ser rellenado de “gasolina” para poder generar energía, y así moverse y poder desarrollar todas sus funciones para las que fue diseñado y fabricado.

 

La verdad es que aunque pueda sonar ridículo para algunas personas, esta es realmente la concepción que la mayoría de los jóvenes y los adultos tienen sobre su propio cuerpo mientras viven su vida y desarrollan sus hábitos y especialmente mientras están en etapa de crecimiento y de posterior desarrollo.

Verdad elemental de la vida

Se podría argumentar que tenemos esa visión acerca de esto de manera generalizada porque hemos sido educados y formados para ser simples consumidores en un mundo capitalizado e industrializado donde lo único que se premia y que se busca constantemente es la satisfacción inmediata, por el menor precio posible y con el menor esfuerzo aplicado.

 

Cuando la verdad es que nuestro cuerpo bien podría ser considerado como una compleja máquina diseñada con el propósito de ser el vehiculo portador del alma humana, que aunque no la podamos ver, es nuestro espíritu, y es el que sirve como sustancia que da vida al cuerpo en conjunto y conecta la parte visible e invisible que nos forma como seres humanos que somos.

 

Este cuerpo de nosotros, al igual que cualquier otro tipo de organismo necesita de mantenimiento, cuidados y de sabiduría ante la elección constante que tenemos que realizar frente a nuestra propia alimentación y a nuestros hábitos que escogemos vivir, ya que dependiendo de nuestra alimentación y de nuestros hábitos, nuestro cuerpo va a nutrirse, desarrollarse, y a defenderse mucho mejor ante agentes patógenos así como la de protección efectiva en contra de la enfermedad.

 

Es por esta mentalidad antes mencionada que siempre menospreciamos el comer saludable cuando la realidad sin duda es que la nutrición es sin duda la parte más importante de lo que nosotros somos y se convierte en lo que nos formamos constantemente, es el bloque fundamental de lo que somos y de como nos sentimos, de hecho existe investigación cientifica suficiente que indica que el comer de manera saludable mejora el estado de nuestra salud mental por lo que existe conexión entre el comer mejor y el vivir mejor.

Debemos entender que nuestro cuerpo vive en un estado constante de regeneración y se regenera en base al alimento y a los hábitos con los que decidamos nutrirlo y desarrollarlo, por eso es que en la base y raíz de todos los problemas de nuestra salud siempre estará la nutrición, además de la acumulacion y la retención de metales pesados y de toxinas en el cuerpo.

 

Por eso es que si queremos empezar a comer mejor, es muy importante el aprender a dejar de medir la calidad de los alimentos sólo en base a su sabor, ya que la comida más perjudicial casi siempre es la que más nos gusta, pero si vivimos buscando sólo lo más apetitoso que conocemos como con el caso de la comida rapida, sufriremos de sobrepeso y lo más probable es que suframos de muerte prematura también por alguna enfermedad.

 

Por eso es importante el ajustar nuestra perspectiva ya que si sólo comemos lo que hemos sido enseñados a pensar que es lo más delicioso seremos victimas del poderoso refrán:

“Goce ahora, pero sufra después…”

 

Esta pequeña transición en nuestra mente puede ser difícil de lograr ya que requiere de convicción y de auto-control para que pueda ser exitosamente ejecutada; pero es sin duda un gran método para ayudarnos a cambiar nuestra mentalidad al comer y así mejorar de manera efectiva nuestra dieta y por consecuencia, nuestra calidad de vida.

 

Las comidas buenas no son las que tienen mejor sabor, sino las que por su composición contienen un contenido adecuado de fibra, proteína, vitaminas, y grasa saludable que nutra al cuerpo realmente en vez de las comunes comidas malas que consideramos “buenas”; la verdad es que si cambiamos nuestra manera de ver las cosas, podremos empezar a asociar lo saludable y lo nutritivo con lo bueno y con lo mejor, y lo mejor es que eso no tiene que significar que no nos va a encantar el sabor de lo que vamos a estar comiendo de ahora en adelante.

 

 

Bowl de pollo sazonado, en ensalada con verduras verdes, aguacate, tomate, cilantro, y arroz integral con una vinagreta de cebolla caramelizada.

Si quieres, puedes mirarlo de este modo; las dietas altas en carbohidratos, quesos, carnes, fritos y en salsas pueden tener un sabor muy rico para tu paladar y puedes llegar a pensar que esta comida te ha satisfecho de manera nutricional o puede que ni te importe y consideres que sólo con “quedar lleno” basta.

 

Pero trata de prestar atención a cómo te sientes 30 minutos después de haber comido tu hamburguesa con doble carne y papas fritas, o tu típico de frijoles con chicharrón, y te darás de cuenta de que te estarás sintiendo mucho más pesado, más desconcentrado y tendrás ganas de dormir inclusive, y por eso muchas personas sienten que deben hacer siestas después de comer por tener comidas tan saturadas pero que más sin embargo nosotros pensamos de manera convencional que son comidas “saludables” y “nutritivas”.

 

Pero haz el intento de comer por una vez una comida basada principalmente en vegetales frescos altos en proteína, poca carne o ninguna y algún carbohidrato simple o mejor aún con carbohidratos complejos como las harinas integrales, hazlo en una cantidad suficiente como para quedar satisfecho y presta atención a cómo te sientes después.

Te darás de cuenta de que sentirás tu cuerpo mucho más liviano así como tendrás una mayor claridad en tu mente, pero al mismo tiempo tu estomágo se sentirá satisfecho, no sentirás hambre y en el aspecto nutricional no te faltará absolutamente nada y  el cuerpo te agradecerá bastante si haces de esta comida un hábito lo que lo vas a notar en tu figura y en tus resultados del ejercicio.

 

Y es que por eso es tan importante el comer mejor y de una manera más sana, ya que de ahí es que depende el correcto funcionamiento de todas las funciones vitales de nuestro cuerpo, si tenemos una pobre digestión por ejemplo, todo nuestro cuerpo estará perjudicado, y esto sucede porque el cuerpo humano no es un conjunto de partes separadas, sino que todas esas partes supuestamente separadas, en realidad están interconectadas y el fallo en el funcionamiento de una significa el daño en múltiples otras partes y al sistema entero en extensión con el deterioro prolongado.

 

¿Entonces como empiezo a comer más saludable?

 
Esta pregunta aunque parezca sencilla, realmente es un poco más compleja de lo que parece porque en nuestra cultura habitualmente pensamos que necesitamos simplemente proteína y cualquier tipo de harina o carbohidrato para poder complementar un alimento, cuando la realidad no es tan simple, necesitamos más cosas además de proteína, es más, necesitamos de estos 5 elementos en nuestra dieta para que nuestro cuerpo funcione de manera adecuada:
  • Agua
  • Carbohidratos
  • Proteína
  • Grasas
  • Vitaminas y Minerales

Con estos elementos es que se nutre el cuerpo de manera adecuada, el agua lo obtenemos de manera constante por medio de frutas y verduras y el mismo líquido que tomamos, los carbohidratos los necesitamos como fuente de energía pero los necesitamos de manera más importante como fuente de fibra.


Uno de los problemas actuales con la dieta actual de la sociedad, es la carencia de la fibra en la dieta, y es por el constante consumo de los carbohidratos simples como el arroz blanco, en vez de los carbohidratos complejos que son los que no tienen un indice glucemico alto, pero si suplementan la fibra que los carbohidratos simples no, además de que brindan la glucosa y también las vitaminas que los carbohidratos simples no brindan.

Entonces es muy necesario el empezar a adoptar el consumo de carbohidratos complejos como el arroz, y la pasta integral, además de los panes integrales también, buscar aportar más semillas en la dieta como la quinoa, la chia, las almendras y las nueces en general y reemplazar los carbohidratos simples que comemos como el arroz blanco, la pasteleria y panadería hecha con harina refinada, y empezar a limitar el consumo de alimentos que contengan azúcar refinada o jarabe de maíz de alta fructosa.


En referencia a la proteína es necesario su consumo porque es fundamental para el crecimiento y para el desarrollo, porque estas son las que brindan los aminoácidos que necesita el organismo, estas se clasifican en dos grupos, en proteínas completas e incompletas.

 

Las proteínas completas son las que contienen una gran cantidad de todos los aminoácidos esenciales, estas se encuentran en la carne, en el pescado, el pollo, el queso, los huevos y los lácteos, y las proteínas incompletas en todo tipo de vegetales y cereales, estas se conocen como proteínas incompletas por que de por sí no contienen todos los aminoácidos necesarios para formar una proteína en nuestro cuerpo, estas se encuentran en los granos, las legumbres y en los vegetales de hoja verde.

 

Así que por eso es importante el consumir toda la gama de los aminóacidos, no es estrictamente necesario que provengan directamente de la carne, el pescado, el pollo y demás alimentos completos desde el punto de vista proteico, también es mejor que aprendamos a suplementar nuestra proteína mezclando varias proteínas incompletas. porque estos alimentos que son proteínas comppletas se deben de comer con moderación por su alto contenido de colesterol, además por la presencia de dioxinas que son tóxicos ambientales que permanecen en estas carnes y alimentos por culpa de la contaminación ambiental.

A pesar de lo mucho que se insiste en la importancia de reducir la grasa en lo general, el organismo realmente la necesita, la grasa es la fuente más concentrada de energía que tenemos, que necesitamos de manera mayoritaria antes de los 2 años y que después necesitamos solo en pequeñas cantidades, mucho más pequeñas de las que consumimos actualmente.

 

En relación a la grasa debemos saber que existen tres categorías principales de ácidos grasos, son los saturados, los polinsaturados y los monoinsaturados, los primeros están de manera principal en los productos lácteos, y en las carnes grasas como el jamón, la carne de res, de ternera, de cerdo y de cordero).

  • Ácidos grasos saturados
  • Ácidos grasos polinsaturados
  • Ácidos grasos monoinsaturados

Los segundos están en abundancia en los aceites de maíz, de soya, en los aceites vegetales y los terceros están de manera principal en los aceites vegetales y en los aceites de nueces como los aceites de oliva, de maní y de canola, entre estos dos tipos de estas grasas la mejor fuente de grasa es la que viene de los acidos grasos monoinsaturados los cuales son los más saludables, y en relación con las grasas polinsaturadas debemos saber que estas no se deben consumir de manera excesiva.

 

 

En el caso de las vitaminas y de los minerales están son igual de vitales que el resto de estos otros cuatro elementos, es por este motivo que son considerados nutrientes. Estos se necesitan en cantidades relativamente pequeñas en comparación con los cuatro nutrientes básicos y estos otros los encontramos en casi todos los alimentos, en especial en los de origen natural y los que provienen de la fermentación. 

Tips para mejorar la alimentación

Toma mucha agua; una manera de hacer esto es conseguir un termo de por lo menos 1 lt, y tener el compromiso de tomar 2 de estos al día. Empieza a cambiar la manera de endulzar tus bebidas, que no sean con azúcar refinada ni con jarabe de maíz de alta fructosa, es mejor utilizar cosas como la stevia en polvo, la miel, o en menor medida, la azúcar morena y la panela por su menor índice glucemico

Empezar a identificar los carbohidratos simples y los complejos y empezar a implementar a los complejos en la dieta, una buena manera de hacer esto es cambiando el arroz de blanco a integral, y la panadería a integral, además de agregarle quinoa y otros tipos de semillas en la comida. Esto nos brindará una buena fibra y además de proteínas y de vitaminas, y de esta manera no estaremos consumiendo carbohidratos con alto contenido glucemico.

La manera fácil de suplementar proteína a nuestro cuerpo, es por medio del consumo de alimentos con proteínas completas como los lácteos, la carne y los huevos, pero le hará bien a tu salud el que aprendas a suplementar tu proteína con diferentes tipos de alimentos con proteínas incompletas para que así no te excedas con tu consumo de proteína animal que es la que se ha probado que genera problemas con la salud e inclusive principal responsable en cosas como la diabetes.

En materia de las cosas con las que cocinamos, es importante el dejar de utilizar cosas como la mantequilla y el aceite de maíz, y empezar a usar aceite de oliva, de coco, de canola o cualquier otro aceite vegetal que sea un monoinsaturado así como también debemos de reducir el consumo de alimentos hechos con grasas de los otros dos tipos.

Algo que es muy importante, es consumir más frutas y más verduras para obtener nuestras vitaminas y minerales, además de consumir alimentos fermentados para así completar mejor nuestra ingesta de estos compuestos, así como también es importante el hacer esto para tener un consumo más alto de antioxidantes que ataquen a los radicales libres.

Debido al ambiente en el que vivimos, en el que tenemos metales pesados en nuestra agua, así como contaminantes ambientales de distintas fuentes que empiezan a acumularse y a generar desbanlances con las funciones vitales del cuerpo.

Es muy importante el tener en cuenta como realizarnos desintoxicaciones de manera constante y de manera por lo menos peródica, mi manera favorita es por medio de la Kombucha, porque esta se consume de manera constante y es muy efectiva, pero existen más de un millón de maneras de desintoxicar.

Ahora que sabes cuales son los pequeños cambios necesarios para poder tener una mejor alimentación, ahora te quiero compartir un poco de conocimiento acerca de la filosofía del naturalismo como práctica médica y como medicina preventiva, creo que puede interesarte el conocer la capacidad natural que nuestro cuerpo tiene para curarse y protegerse de la enfermedad y cómo es que nuestro cuerpo pueda restaurar esa capacidad por si es que sentimos que ya la ha perdido.

 

Los principios del naturalismo

 

El naturalismo es la visión científica, médica y filosófica que promueve la confianza plena en los elementos existentes que la naturaleza provee en forma de curación y de tratamiento ante la cura de las enfermedades, el naturalismo siempre argumenta que la nutrición es una parte muy grande del proceso de curación y de prevención ante las enfermedades y ante las demás condiciones del cuerpo tanto locales como externas.

Además del interés del naturalismo de mostrar la perfección del cuerpo humano y de su habilidad inalienable de curarse a sí mismo ante cualquier tipo de enfermedad, la doctrina naturalista también enseña que todo tratamiento debe ir dirigido a cumplir con lo siguiente:

    •  
  • Desintoxicar.
  • Activar las funciones naturales de eliminación de toxinas y de metales pesados.
  • Nutrir.
  • Tonificar.

El cuerpo es un sólo organismo que está estrechamente unido por medio del sistema inmune y por medio de la sangre, esta última es responsable de formar y de mantener todos los huesos, los músculos, los tejidos nerviosos y a el cerebro en óptimas condiciones, todo tratamiento debe ser en todo el cuerpo y no de manera local; el tratamiento local debe ser secundario siempre.

 

La calidad de la sangre es muy importante, ya que sin mejorar esta, por medio del óptimo funcionamiento del sistema digestivo y de la eliminación de toxinas, ninguna enfermedad desaparecerá jamás, la dolencia en el cuerpo, es una señal que indica el esfuerzo de un organismo para liberarse de las toxinas acumuladas, es por esto, que los fármacos nunca sanan estos dolores ya que solo pueden suprimir hasta cierto punto a los síntomas, ya que antes de introducir más toxinas, se debería estar es tratando de sacarlas, el naturalismo es totalmente consciente de la ley universal y entiende que la violación de las leyes físicas trae como consecuencia el sufrimiento y la muerte prematura innecesaria.

 

Tres regímenes vegetarianos y veganos para una mejor salud

 

Quiero compartirte estos regímenes por si estás interesado en tener resultados rápidos en tu dieta o en tu intento de sanar alguna enfermedad, no es completamente necesario que sigas estos regímenes en mi opinión para tener una vida saludable y una mejor salud, pero si me parece importante el tenerlos presentes y por eso te los comparto.

 

Ya que si seguimos estos regímenes y se acoplan estos principios a tu nutrición en el día a día de verdad vas a ver una diferencia en tu vida y en la calidad y en la fuerza de tu salud que te van a hacer sentir mucho mejor:

 

Regímen vegano

 

Es un régimen compuesto exclusivamente de legumbres secas y de otros tipos de vegetales y frutas, tales como los siguientes alimentos:

 

  • Frijoles
  • Arveja
  • Soya
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Legumbres verdes
  • Lechuga
  • Espinacas
  • Acelgas
  • Cilantro
  • Tomate y demás hortalizas
  • Raíces y tubérculos como la zanahoria, la remolacha, la yuca, las papas y los plátanos.

Regímen fruti-vegetariano

 

Además del régimen vegetariano ya mencionado, a este se incorpora también el consumo libre de todas las frutas conocidas preparadas en jugos, cocinadas, en dulce o en comidas de manera natural, este se recomienda si no sufrimos de alguna enfermedad relacionada con los cuidados del consumo de glucosa en exceso.

Regímen lacto ovo vegetariano

 

Fuera de los regímenes mencionados, en este regímen introducimos el consumo libre de todos los subproductos de origen animal tales como los siguientes:

        •  

El régimen fruti vegetariano y el lacto ovo vegetariano son los más aceptados y practicados porque contienen todos los componentes bioquímicos necesarios para una nutrición completa y hecha de manera más sencilla y asequible a diferencia de los regímenes completamente veganos.

  • Queso
  • Leche
  • Huevos
  • Mantequilla
  • Miel

Y con eso acabamos este post, espero haber sido de ayuda para ti en algo con esta información, y recuerda que comer sano no significa necesariamente consumir cosas con mal sabor, y mucho menos comer en pocas cantidades, siempre podremos crear comidas bastante sabrosas sin el uso de la carne siguiendo uno de los regímenes dietarios enunciados arriba.

 

Ahora por último, quiero compartirte más información importante de cómo funciona el cuerpo y también más información de cómo es que podemos mejorar y mantener la salud y una mejor calidad de vida por medio del miniblog de más abajo.

 

Referencias

Mis recetas anticáncer, Dra. Odile Fernandéz, 2013, Editorial Urano.

 

    • ¡Muchas gracias por leer!

       ¡Adiós y Hasta Pronto!

Te gustó este post? Compártelo

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

Otros Posts...

Alguna duda o algo que agregar? Deja un comentario!

© Kombucheros.Net – 2018. El Portal Web Latino De La Kombucha