¡La Kombucha es una medicina natural para el cáncer y brinda protección en contra de la radiación electromagnética!

¡La Kombucha es una medicina natural para el cáncer y brinda protección en contra de la radiación electromagnética!

¡La Kombucha es una medicina natural para el cáncer y brinda protección en contra de la radiación electromagnética!

La Kombucha tiene muchas propiedades y muchos beneficios gracias a su consumo de manera diaria pero la verdad es que entre las cualidades más potentes e importantes está la capacidad que tiene la Kombucha de servir como medicina para el cáncer y para proteger al organismo de la carga electromagnetica que experimentan las personas que llevan una existencia moderna en casi todos los  hogares, en este post veremos por qué la kombucha es una medicina natural para el cáncer y cómo es que actúa como un escudo protector en contra de la radiación electromagnetica, y para hacer esto examinaremos 2 estudios científicos realizados de manera reciente con humanos y uno con ratones de laboratorio en los que sus conclusiones demuestran el poder de la Kombucha ante el cáncer y ante los efectos negativos de la radiación electromágnetica.

 

Recientemente, se ha formado una corriente de pensamiento entre las posturas de la medicina alternativa y esta corriente de pensamiento recomienda el uso de alimentos fermentados de naturaleza macro-probiótica para la protección efectiva del organismo en contra de la radiación electromágnetica y de todos sus efectos negativos gracias al poderoso papel que juega la flora intestinal en nuestra salud y en la efectividad de nuestro sistema inmune para luchar contra la enfermedad.

La medicina popular jamás recomienda la Kombucha, (Y dudo que algún día lo vayan a hacer) ni mucho menos ningún probiótico para este tipo de enfermedades o para su prevención; en vez de eso recomiendan terapias basadas en la utilización de la radiación, que más allá de estar lejos de sanar, destruyen el cuerpo aún más de tal manera que inhiben y deprimen el debido funcionamiento del sistema inmune.

 

Lo que conlleva a su vez a que las personas que no son lo suficientemente fuertes en sus defensas no son capaces de soportar un proceso de quimioterapia lo que lamentablemente conlleva a su muerte prematura por un diagnóstico de cáncer.

 

En el caso de la Kombucha y a las dudas relativas a su seguridad de su consumo no está de más decir que esta bebida ha sido consumida por poco menos de 2000 años en la historia demostrando de esta manera su capacidad reconocida para prevenir la enfermedad y asistir a varias de las funciones naturales y vitales del cuerpo, la Kombucha se conoce porque es una bebida saludable que se consume de manera diaria alrededor del mundo y gracias a su consumo diario se aumenta no sólo su porcentaje de absorción de nutrientes sino también su efectividad en la prevención de la enfermedad por medio del repoblamiento de la flora intestinal y la optimización del funcionamiento del sistema inmune.

 

Está documentado que el Dr.Rudolph Sklenar en el siglo XX en Alemania curó pacientes enfermos de cáncer y a la Kombucha atribuía las propiedades curativas por su alto contenido de ácido glucurónico, además de eso, y muchas otras fuentes más que confirman esta capacidad de este probiótico ancestral, existen 3 estudios cientificos recientes que dan validez a la Kombucha como tratamiento no sólo del cáncer, sino también, de todo tipo de enfermedades en el cuerpo que lidian con los efectos perjudiciales de la mutación celular.

Estos experimentos cientifícos dan validez al hecho de que la Kombucha ayuda a reducir los efectos negativos ante la exposición a la radiación en humanos por lo que sirve como un escudo protector, los estudios científicos serán dejados para el final, pero primero veremos algunas crónicas históricas que dan peso a la Kombucha como tratamiento ante la radiación electromágnetica y el cáncer para agregar un valor anecdótico a este post ya que este también suma a la hora de ayudar a discernir mejor las capacidades terapéuticas que tiene esta bebida.

 

  • -Los doctores Michio y Aveline Kushi declararon en los tiempos de Hiroshima en Nagasaki (1945), que los macroprobióticos son bastante efectivos para curar los efectos negativos de la radiación.
  •  
  • -El doctor Tatsuichiro Akizuki, quien era el director del departamento de medicina interna en el Hospital San Francis en Nagasaki. La mayoría de los pacientes, los cuales sobrevivieron los efectos de la bomba, pero sufrieron secuelas después, el Doctor Akizuki le dio a su personal y a sus pacientes una dieta de naturaleza probiótica, junto con la restricción de azúcar y de dulces, el resultado fue que todos en el hospital se sanaron, y los sobrevivientes restantes perecieron por enfermedades provocadas por los efectos de la radiación.
  •  
  • -El Doctor alemán Rudolph Sklenar se hizo famoso por usar la Kombucha para tratar el cáncer, ademas de otras enfermedades en etapas tempranas, hasta ser la Kombucha, recomendada de manera diaria en muchos tratamientos alternativos.
  •  
  • -El doctor Sklenar utilizó de manera sistemática y prolongada la Kombucha para tratar el cáncer, tras haberla conocido en Rusia, durante la segunda guerra mundial, empezó a tratar a sus pacientes con algo que él llamó “Terapia Biológica Contra El Cáncer”, en la que la kombucha jugaba un rol muy importante. Sklenar curo pacientes hasta la fecha de su muerte, ocurrida en 1987, el doctor atribuía sus capacidades curativas al ácido glucurónico.
  •  
  • -El Dr. Valentin Koler publico en 1961, su investigación realizada acerca del ácido glucurónico, y su acción sobre las células y los tumores cancerosos. Su investigación reveló que este ácido neutraliza más de 200 tipos diferentes de sustancias nocivas, combinándose con las toxinas y facilitando su depuración.
  •  
  • -En los Estados Unidos, el Dr. Eduard Stadelmann, de la universidad de Minnesota, ha estudiado sus cualidades terapéuticas por más de cincuenta años, habiendo publicado sus diversas investigaciones en los que da cuenta de su actividad anticancerosa.

 

Otra historia es la que está registrada en el diario de Gunther W. Frank, en el cual narra cómo los funcionarios del estado ruso, preocupados por el incremento del cáncer en los finales de la segunda guerra mundial realizaron una investigación minuciosa de mano del instituto de oncología de Moscú, dos regiones llamaron la atención en este estudio por sus bajos niveles de enfermedad y cáncer, y sorpresivamente, estas regiones estaban altamente contaminadas con metales pesados en el ambiente debido a la industrialización y el alto grado de polución al que las comunidades estaban sujetas.

 

Y a pesar de esto, estas dos regiones estaban casi completamente libres de cáncer, y de todo tipo de enfermedades en general, cuando se examinó de manera más detenida acerca del porqué de este hecho, se descubrió que estas dos regiones habían estado consumiendo el té Kvass (Kombucha) desde que el Zar la había introducido en la región cientos de años antes, el nombre de las 2 regiones es Solikamsk y Berezniki, en otro caso documentado Alexander Solzhenitsyn escribe en su libro “Cancer Ward”, como el té de Kombucha curó su cáncer de estómago durante su estadía en los campos de trabajo soviéticos, es importante esta recopilación de datos como evidencia de la capacidad de la Kombucha, pero también la evidencia científica es bastante importante y por eso es que a continuación te presento los estudios científicos previamente enunciados.

 

¿Has oído alguna vez que la Kombucha nunca ha sido probada científicamente con humanos?

 

Pues esta declaración es bastante falsa, nada más en este post te mostraré dos estudios científicos que han sido realizados en humanos y otro en ratones, a continuación los 3 estudios y sus links en PDF por si quieres examinarlos más de cerca, los estudios fueron realizados en Estados Unidos. (Por eso su idioma está en ingles y no en español)

 

1.El primer experimento muestra como el té ayuda a desintoxicar el hígado y los riñones, y que también provee una protección preventiva en contra de contaminantes del ambiente como el Tricloroetileno, el cual es un contaminante común encontrado en el 

agua potable, Este estudio realizado en 2009 está en inglés. Link al Experimento #1

 

Conclusión Del Experimento

 

“El presente estudio indica que la Kombucha puede reparar el daño causado por los contaminantes ambientales como el TCE”

 

2.El segundo estudio se centró en ratones que fueron expuestos a Cloruro de Cadmio y Radiación Gamma, el té de Kombucha fue administrado a los ratones antes de exponerlos a estos quimícos; las ratas que consumían una dieta constante de Kombucha absorbían niveles más bajos de toxinas que aquellas que no habían consumido el té, este estudio fue realizado en el 2013 y al igual que el otro está en inglés. Link al Experimento #2

 

Conclusión del experimento

“De acuerdo con los resultados obtenidos en el presente estudio, parece que la administración de fermento  (Té de kombucha) a ratas disminuiría la toxicidad asociada con el estrés oxidativo y reduciendo así el daño inducido por la exposición al cadmio y / o radiación.”

 

3.El tercer estudio fue realizado en 2010, este examinó la presencia de mutaciones en los cromosomas causados por la radiación, lo cual es considerado como una de las principales razones del cáncer, de acuerdo con los resultados de este experimento, la Kombucha provee un efecto protector en contra de la radiación, otra conclusión fue que entre dosis más altas, mejor protección, este estudio fue realizado en el 2010. Link al Experimento #3

 

Conclusión del experimento

“Los resultados del presente estudio confirman claramente que la radiación que induce la formación de CA (Cáncer) en células de linfocitos humanos, pero, la suplementación con té (Té de Hongo de Kombucha) puede proteger contra la toxicidad de la radiación, por los efectos de reducción de los radicales libres.

Por lo tanto, el papel antioxidante del té de kombucha puede ser utilizado como un “agente limitante de la genotoxicidad” para reducir los efectos ambientales de los agentes radiactivos en un futuro próximo.”

Y con estos experimentos podemos ver que el consumo de Kombucha ciertamente si ayuda en la protección ante los efectos nocivos de la radiación electromágnetica y también de como tiene efectos beneficiosos para el cáncer y para todas las enfermedades relacionadas con los daños de la mutación celular, cabe aclarar, como siempre, que aunque la Kombucha sea un suplemento bastante beneficioso para tu salud, la Kombucha por sí sola, no puede prevenir ni curar ninguna enfermedad por arte de magia; lo que va a hacer la Kombucha es ayudar al cuerpo a defenderse mejor, desintoxicarse completamente; y reconstruir y fortificar a las defensas de una manera más regular para una mayor inmunidad ante la enfermedad.

 

Es por esto que podemos ver, que vale la pena el consumir Kombucha de manera diaria para protegernos de la radiación y de todos los radicales libres que esta genera con el curso de la vida “normal” de nuestra civilizacion moderna que tiene su parte en la influencia en la epidemia de enfermedades que experimentamos hoy en dia en nuestra sociedad, y con esto vamos concluyendo este post, espero que te haya resultado útil o interesante y con esto te pido por favor que si así fue lo compartas con tus amigos o familiares para que ellos también puedan conocer esta información acerca de la Kombucha.

 

Y con esto concluimos con este post, por último quiero compartirte más información  con el miniblog de más abajo acerca de la Kombucha y acerca de otros beneficios relacionados al consumo diario o al menos periódico de la Kombucha, espero que puedas encontrar algún interés en estos para conocer más del gradioso universo de la Kombucha y de su fermentación casera.

 

¡Muchas gracias por leer!

¡Mucha Paz y Muchas Bendiciones!

Te gustó este post? Compártelo

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

Otros Posts...

Alguna duda o algo que agregar? Deja un comentario!

© Kombucheros.Net – 2018. El Portal Web Latino De La Kombucha