Preguntas frecuentes relacionadas con el consumo y cultivo casero de Kombucha

Preguntas frecuentes relacionadas con el consumo y cultivo casero de Kombucha

Preguntas frecuentes relacionadas con el consumo y cultivo casero de Kombucha

El objetivo de este post es exponer las diferentes preguntas más frecuentes que existen que pasan por la mente de las personas que estan tomando kombucha por que la fermentan de una manera casera, para las personas que quieren empezar a tomar kombucha o para las personas que apenas estan debatiendo internamente su consumo.

Así que lo que busca esta recopilacion es dar claridad acerca de las dudas que nacen de manera natural acerca del consumo y del cultivo de Kombucha, un objetivo secundario también es para que las personas puedan ver que como al igual que ellos, otros tambien tienen los mismos miedos y las mismas preguntas, si no encuentras una respuesta a una pregunta que tu puedas tener, te pido por favor que me la dejes en modo de comentario para yo poder agregarla a esta sección y así podamos ayudar a personas que puedan tener la misma pregunta.

¿Qué Respuestas Vas A Encontrar En Este Post ?

El tomar Kombucha promueve una mejor salud por medio de la desintoxicación, el repoblamiento de la buena flora intestinal mejora el funcionamiento del sistema inmunológico y refuerza el sistema digestivo, la verdad es que todos los alimentos fermentados son buenos para el cuerpo por esta razón, debido a su naturaleza probiótica, pero es la capacidad probiotica superior de la Kombucha la que efectivamente repuebla la flora intestinal con los microorganismos correctos, gracias a esto, el mejoramiento del sistema digestivo tendrá como resultado un aumento de energía, y un mejor funcionamiento en general de todas las funciones vitales del cuerpo, lo que va a significar a su vez una mayor longevidad y una mejor calidad de vida que es lo que ha permitido que la Kombucha tenga su fama.

Algo que hay que tener claro antes de entender la respuesta a esta pregunta es que para poder sentir los beneficios de la kombucha en su totalidad, debes consumir la Kombucha de una manera diaria o por lo menos de una manera periódica, por lo que es necesario el fermentar Kombucha de manera casera para poder tener Kombucha barata, segura y siempre disponible para nosotros poder consumir este té de manera diaria sin que nos cueste una fortuna el consumir al ritmo necesario para experimentar resultados.

Por lo general, luego de la primera o de la segunda semana de consumir de manera diaria, se empieza a sentir más energía, movimientos digestivos más constantes, un aclaramiento de la piel, una mejora en la concentración y mayor claridad mental, pero si permanecemos consumiendo el té incrementando de manera gradual su consumo hasta llegar a la cantidad de 1 vaso por día de té de Kombucha estaremos completamente inmunes a enfermedades y nuestra flora intestinal estará efectivamente poblada con todas las bacterias benéficas de la Kombucha, y el resultado a largo plazo, junto con unos buenos hábitos es una vida longeva y libre de enfermedades.

Se recomienda comenzar consumiendo de 4 a 8 onzas de Kombucha lo que es básicamente un vaso, esto en un estómago en ayunas, tambien se recomienda consumir 2 veces al día junto con el consumo de agua para expulsar las toxinas de una mejor manera, puedes incrementar tu cantidad de consumo si sientes que tu cuerpo te pide más sin ningún problema.

Pero la verdad, es que no existe una ciencia exacta para determinar una dosificación, mucha gente, incluyéndome a mí mismo, tomamos 2 vasos al día, uno en la mañana y otro en la noche dependiendo de la cantidad de Kombucha de la que disponga, por eso, cada uno debe aprender a conocer su propia medida y aprender a adaptarse a ella, y no olvidemos tampoco, que la Kombucha es considerada como una bebida refrescante en la historia lo que indica que su consumo en exceso no presenta efectos negativos en el cuerpo.

La palabra SCOBY es un acrónimo que significa Symbiotic Culture Of Bacteria & Yeast, lo que significa en español, Colonia Simbiótica de Bacterias y Levaduras, este es el organismo principalmente responsable de la fermentación de la Kombucha, pero la verdad es que popularmente la gente se refiere a este de muchas maneras como Hongo chino, Hongo de Cultivo, Disco de Kombucha, Hongo Manchuriano, Madre o Hijo, o de manera más popular, Hongo de Kombucha.

El nombre de SCOBY, fue inventado por Len Porzio, un investigador contemporáneo de la Kombucha en los 90’s y desde eso la comunidad Kombuchera internacional ha utilizado este nombre, más que nada por su originalidad y por su precisión en relación a su composición.

A pesar de que las levaduras sean consideradas como fungi, la verdad es que lo que en términos rudimentarios conocemos como un “hongo”, o que por lo menos llamamos así no es realmente un hongo, el SCOBY no es un micelio por lo que no es un hongo, más bien, es considerado como algo a un tipo cercano de liquen, los hongos o micelios pertenecen al reino de fungi, reino que es bastante diferente al de las plantas, animales y bacterias.

En realidad, el reino fungi es más cercano y más similar al reino animal que al reino de las plantas, se podría decir inclusive que el nombre de “hongo” se le colocó por este motivo, por el hecho de que el SCOBY es un organismo vivo con todas las cualidades de uno ya que nace, se reproduce y eventualmente muere.

Además, siendo el origen de su nombre proveniente de China y de Japón podemos ver de donde nace la concepción equivocada de nombrarlo como hongo, ya que tanto la palabra hongo, moho, y champiñón todos contienen el mismo carácter, lo que quizás podría ser su origen de su mal nombramiento al apropiar este concepto a nuestro lenguaje occidental, y por eso el caracter utilizado para nombrar la Kombucha, el cual es 菇 (Gu) es la raíz del origen de que lo conozcamos como un “hongo”, además del hecho de la palabra Kombu, que en japonés siginifica un alga marina comestible con la que la asemejaban.

La Kombucha es fermentada por una parte que está compuesta de levaduras, por lo que en el proceso de fermentación se genera una cantidad mínima de alcohol, este alcohol, es en su mayoría eliminado por las bacterias que residen dentro del cultivo, lo que significa que el nivel de alcohol presente en la Kombucha es relativo dependiendo del grado de fermentación y del tipo de té que se utiliza para la fermentacion.

El nivel de alcohol medido en la Kombucha es de entre 0.3 a 0.7 %vol, nivel que es extremadamente bajo, similiar al que es presente inclusive en algunos jugos frutales y algunos tipos de pan por lo que aunque técnicamente es cierto que la Kombucha contiene alcohol, lo contiene en cantidades tan bajas que de verdad no podría ser considerada como una bebida alcohólica ni perjudicial para la salud.

La Kombucha es refrescante y activante, lo que significa que es ideal para niños, puede mezclarse con agua, jugos o bebidas no lácteas por si estos no gustan del sabor.

Es bien entendido el hecho de que la Kombucha no es perjudicial para los niños, y la podemos realizar con varias recetas que gustarán a su paladar y al nuestro si no nos gusta el sabor de la kombucha, se le recomienda el consumir a jóvenes que sufren de acné por sus capacidades para ayudar a expulsar la acumulación de toxinas que contribuyen al desarrollo del acné.

Si eres capaz de hacer té, puedes hacer Kombucha, si quieres saber cómo se hace te recomiendo que leas el post de fermentación casera de la Kombucha, los implementos que necesitas son los siguientes:

  •  
  • -Agua
  • -Recipíente de vidrio o acero inoxidable.
  • -Té en bolsitas
  • -Azúcar
  • -SCOBY

Podemos guardar nuestra Kombucha en botellas de vidrio o de plástico, jarras o recipientes de plástico también, y guardarlas en la nevera, es importante que la botella permanezca de pie, para que su espuma no se salga del recipiente; tampoco podemos almacenarla en botellas cerradas de manera presurizada ya que si hay mucho gas en la bebida pueden ocurrir accidentes inesperados que rompan la botella.

Gunther W.Frank en su libro “Kombucha- Bebida saludable y remedio natural del Lejano Oriente” con sus respectivos procesos cientificos declara que la Kombucha tiene un contenido calórico de entre 79 Kcal y 118 Kcal y los estudios que se han hecho de manera reciente revelan una cantidad bastante similar.

El azucar que introduciremos al principio no será para nosotros, debemos utilizar la azúcar refinada porque es la más indicada para que el cultivo fermente, pero se puede utilizar melaza, azúcar morena y miel pero que en este caso no sea miel pura porque los microorganismos de la miel pura podrían afectar nuestro cultivo, en este post puedes entender por que se necesita tanta azúcar para hacer kombucha, la stevia no puede ser utilizada por que esta tipo de endulzante no estimula la fermentación.

Cuando se declara que la Kombucha es perjudicial para la salud, siempre se hablan de casos contados de personas con cultivos contaminados, y tambien se menciona lo que pasa por los efectos secundarios para personas con problemas y debilidades del sistema inmunológico, esto ocurre porque la Kombucha contiene ácidos orgánicos y bacterias probióticas que pueden presentar algunos efectos secundarios para personas con problemas inmunológicos y que disponen de una pobre flora intestinal.

Así que si no tenemos problemas serios con nuestro sistema inmune,  y si seguimos el procedimiento simple para evitar la contaminación de nuestro cultivo, la Kombucha no representará ningún peligro para nosotros, tenemos que entender también, que como para todo tipo de producto fermentado siempre existirá cierto riesgo de contaminación, es necesario el realizar los procedimientos simples para eliminar el riesgo de contaminación asi como se hace en cualquier otro caso de preparación de alimentos.

Aquí puedes aprender cómo hacer kombucha de manera segura con este otro post, un té de Kombucha fermentado a base de un SCOBY (Hongo) sano, con ingredientes apropiados y en buenas condiciones sanitarias no se contaminará, y siendo el caso de que se contamine, lo cual es muy poco común, podremos identificar claramente su contaminacion para no consumir un té de kombucha que sí puede representar un riesgo para nuestra salud porque está contaminado con moho.

Uno de los efectos ante la ingesta del té por primera vez es su manifestación de ácidos y bacterias en el sistema intestinal y en los órganos secretores, es un proceso completamente natural para la eliminación y segregación de elementos tóxicos que residen en las células y recibe el nombre de la “crisis depurativa” o la reacción de herxheimer.

El té herbal no es recomendado para la salud a largo plazo de nuestro cultivo, la Kombucha requiere ciertos nutrientes para su debida fermentación (Nitrógeno, Taninos, Polifenoles, Etc.) que son proveídos por la planta de té tradicional que es la Camellia sinensis, la planta del té, los tés herbales contienen una concentración más baja de estos nutrientes, además de que muchos de estos tés herbales contienen aceites esenciales que no deberían interactuar con nuestro cultivo de Kombucha y que podrían representar problemas más adelante.

Te recomiendo que leas el post que hice al respecto de la debida identificación del moho en el cultivo de Kombucha, pero si tienes esta pregunta en relación a tu cultivo, puedes tomarle una foto a lo que tu crees que puede ser moho en tu cultivo  y enviarmela a este correo: santiago@kombucheros.com, yo con gusto te diré si lo que tienes en tu cultivo es moho o si tu cultivo realmente está saludable solo que no es esteticamente perfecto como piensas que debe de ser.

La conexión entre la enfermedad de Crohn y el consumo de kombucha no ha sido firmemente establecida por ningún estudio cientifico, más sin embargo, las propiedades y beneficios de la Kombucha han sido bien documentados por un siglo entero por doctores alemanes quienes investigaron la enfermedad de Crohn en el siglo XX, en su investigación, los investigadores notaron que la Kombucha era muy útil en casos de trastornos digestivos, constipación, hemorroides, piedras en el riñon, problemas en la vejiga y enfermedades intestinales inflamatorias como la enfermedad de Crohn.

Es difícil garantizar que la Kombucha vaya a curar tu enfermedad de Crohn, aunque la investigación de los alemanes demuestra la capacidad de ser utilizada como tratamiento, la Kombucha fermentada en casa es diferente a consumir una Kombucha comercial ya que ambas tienen diferentes cantidades de probióticos, la Kombucha casera es mucho más “potente” que la comercial, el té de Kombucha tiene muchísimas cualidades beneficiosas, no sólo la kombucha ayuda a introducir una buena flora intestinal para así poder tener una digestión adecuada.

Además la Kombucha también puede ayudar al cuerpo a soltar y a eliminar toxinas y estimular adecuadamente a tu sistema inmune, abriendo la posibilidad al cuerpo de curarse más facilmente y a repeler la enfermedad, puede ser que la kombucha te brinde alivio con tu enfermedad, pero los más seguro es que si le preguntas a tu gastroenterólogo te va a decir que no lo hagas y te va a recomendar lo que es convencionalmente aceptado por la industria.

Se puede hacerlo de ambos modos para tener resultados distintos, en ayuno para adelgazar y eliminar más toxinas, y el hacerlo junto con el desayuno no tiene ningún problema siempre que se acostumbre a la bebida, en este caso va a ayudar a la digestion al igual como pasa en el caso de la Kombucha consumida después de la comida.

No deberian de consumir Kombucha de manera indiscriminada las personas con anomalías de salud, sobre todo con problemas en relación al sistema inmunológico o intestinal, y en general a quienes se les prohibe tomar bebidas fermentadas por su pobre flora intestinal, tampoco se recomienda el consumo de Kombucha a mujeres en embarazo o en proceso de lactancia debido a la Heparina la cual coagula menos, aumentando los radicales libres, situación que no es favorable para los bebés en estado de gestación.

Si se ha fermentado por mucho tiempo y se ha hecho vinagre se puede conservar por tiempo ilimitado, pero para el té de Kombucha normal  fermentado por una semana la conservación puede durar en un lugar fresco por varios meses, algunas personas declaran que hasta un año, gracias al gas carbónico y el ácido acético que de por sí son buenos conservantes naturales para esta bebida.

El cultivo de Kombucha puede conservarse en su propio líquido en un lugar oscuro y fresco en una temperatura de entre 18º y 13º C, el cultivo seguirá transformando los extractos del té y el azúcar hasta hacerse vinagre puro, proceso que puede llevar de 1 a 3 meses, entonces lo podemos conservar simplemente asegurándonos de dejar el SCOBY cubierto en su propio líquido iniciador para que permanezca acidificando la solución hasta convertir el liquido en vinagre puro.

No se recomienda que los diabéticos que beban el té Kombucha en gran cantidad, sin embargo, los diabéticos pueden beberlo si ajustan su consumo de azúcar y dejan fermentando el té por más tiempo del tiempo normal de fermentación, el té de Kombucha fermentado 15 días contiene unos 6 g de azúcares por litro, en forma de fructosa y glucosa lo que es mucho menos cantidad de la que tiene un té fermentado por 5 o 7 dias.

Sin duda lo mejor es utilizar recipientes sea de vidrio, como primera opción, acero inoxidable o de ceramica aunque este último no lo recomiendo personalmente ya que el proceso no presenta la misma limpieza, que tengan una capacidad de 2 litros o más y que tengan una composición cilíndrica para permitir una debida fermentación de la Kombucha.

Usa recipientes que fueron destinados a la conservación de alimentos y de encurtidos, puedes reciclar envases utilizados para conservas y salsas, son ideales para fermentar Kombucha por su volumen y diámetro, y si vas a usar vidrio de cocina, asegúrate de utilizar uno de polipropileno, que es el tipo de vidrio que soporta la acidez y también la temperatura.

Los recipientes que se destinan a la decoración o a procesos de laboratorios no se deben de usar porque contienen plomo., el cristal que se utiliza en la música y en la acústica también contiene plomo por lo que no debe usarse.

Esto ocurre porque el tiempo de fermentación fue mas prolongado de lo adecuado, y la glucosa del té ya ha sido digerido, el sabor de un té fermentado por 10 o más días es como el del vinagre suave, si lo fermentamos en un tiempo de 5 a 7 días va a tener un sabor más dulce y adecuado, debemos tener en cuenta, que el sabor ligeramente ácido de los alimentos fermentados es una señal de que ha ocurrido un debido proceso de fermentación.

Es esta acidez la que servirá para señal de que la bebida posee ácido terapéuticos y que los organismos amistosos van a ser capaz de evitar la entrada de intrusos, el pH de la Kombucha oscila de 2,5 a 4; su gran acidez previene que organismos patógenos colonicen el cultivo de la kombucha, las bacterias y las levaduras operan conjuntamente para eliminar bacterias y organismos no pertenecientes ahí, al ser un producto casero, tanto el sabor como la acidez variarán normalmente, afinando un poco iremos ajustando el nivel de dulce y ácido que es el que más nos guste.

Se recomienda dejar el té fermentando de 7 a 15 días cuando se quiere tratar enfermedades, al ser demasiado ácido, se recomienda su consumo en pequeñas porciones, combinadas con agua o mezclada con cualquier otro líquido el consumo de 3 vasos diarios, el agua de calidad es un factor importante si queremos utilizar la Kombucha para curar enfermedades, en caso de no soportar la acidez, se pueden utilizar endulzantes como la miel o cualquier otro endulzante.

Si se embotella en recipientes de vidrio cerrado herméticamente existirá peligro de explosión ya que la Kombucha se conserva y sigue fermentando en base a levaduras no aeróbicas, incluso cuando está en la nevera por lo que lo mejor es que utilicemos recipientes de estas caracteristicas.

Ésta cantidad, puede variar en función de nuestra tolerancia a productos fermentados, que lo mas seguro es que sea baja en un principio, pero nuestra tolerancia irá mejorando con el pasar del tiempo a medida de que consumamos la bebida, cuando tomamos Kombucha para lidiar con condiciones o enfermedades crónicas, debemos dejar que el té se fermente por un lapso de 15 días, el té tendrá un sabor bastante ácido, por lo que lo ideal es mezclarlo con agua o jugos ligeros como de manzana o uva, así su sabor mejora.

Lo ideal es que cada persona vaya probando ella misma para conocer cuál debería ser su nivel de consumo ideal, ya que como cada cuerpo es distinto y también está en condiciones distintas, es difícil establecer una medida universal para todo el mundo.

También, debemos de tener muy en claro que tomar Kombucha no es lo mismo que consumir agua, es más apropiado consumir menos Kombucha que agua, consumir más agua que kombucha nos ayudará a tener una depuración óptima de las toxinas que son agrupadas y expulsadas por los ácidos contenidos en ella.

Se recomienda empezar a tomar la bebida progresivamente con un tercio de vaso de té, e ir aumentando la dosis cada 5 días, podemos consumirlo inicialmente en ayunas, para después consumirlo, antes y después de comidas.

No existe un solo producto o panacea que adelgace el cuerpo por sí sola, si has oído de alguno que si, dejame contarte que se ha tratado de un truco publicitario u otro truco para atraer tu atención, existen muchos productos o elementos que AYUDAN a adelgazar.

Así que es gracias a los buenos hábitos de los que lo consuman, esto no se debe confundir con una pérdida de peso puntual por el mero consumo de alguno de los dos, los cuales ayudan a la eliminación de retención de líquidos a las que el vinagre natural de té o de  manzana contribuyen a esto por su efecto diurético y activador metabólico.

Tomar kombucha o vinagre de manzana diluido en agua un rato antes de las comidas, favorece la digestión en general y la asimilación de las grasas en particular así que lo que se come se aprovecha mucho mejor, hay que tener en cuenta que tomar kombucha por su efecto limpiador y enzimático puede abrir el apetito, de hecho es un buen tónico para tomar antes de las comidas.

Los rayos ultravioleta pueden destruir las vitaminas y los taninos presentes en el cultivo además de debilitar los microorganismos y pueden llegar incluso a matarlos ante la exposición a estos rayos, por lo que por esto se aconseja el mantenerlos retirados de los rayos del sol.

 

No hay ni un solo caso registrado de manera conclusiva que denote esto, muchos casos de lo que la gente llama como “intoxicación” por la Kombucha, están en realidad refiriéndose a la reacción de erxheimer o a la crisis depurativa la cual es una reacción bastante conocida  y no se trata de lo que se conoce como una “intoxicación” por el consumo de esta bebida.

Esta reacción es bastante entendida y se sabe que ocurre ante el inicio de la expulsión de toxinas en nuestro cuerpo, esto ocurre ya que nuestro organismo se está adaptando a sacar las toxinas de sus depósitos y removerlas por medio de sus canales por el sistema renal.

Si el que la consume, tiene problemas en los riñones para excretar toxinas es posible que las toxinas encuentren otro punto para salir, si existen afecciones en los riñones, el hígado, el bazo y el páncreas es mejor tomar Kombucha sin gas, en cualquier caso es importante recordar sin importar nada más, la constante ingesta de agua, si se utilizan recipientes inadecuados, puede que el proceso de fermentacion libere metales como el plomo y el cadmio que son peligrosos para la salud.

Debemos tener en cuenta que la Kombucha, gracias a su microflora y el ácido en el que se desarrolla se protege bastante bien ella misma, pero debemos entender que este cultivo no es infalible así que debemos actuar con precaución para que no se contamine y seguir todas las recomendaciones de cultivo.

Y con eso el post concluye, ahora, si tienes una pregunta que no fue agregada en esta sección, te pido por favor que la dejes como comentario, y yo me aseguraré de responderte y agregarla a esta sección para que otras personas puedan leerla, recuerda por favor compartir con tus amigos o familiares este post si te pareció interesante o útil.

 

Por último, quiero compartirte más información que contiene más investigación acerca de la Kombucha, todo lo relacionado con su consumo y con su fermentación casera en el miniblog de más abajo para que puedas seguir conociendo e investigando más información acerca de este probiotico ancestral y de sus beneficios.

 

¡Muchas Gracias Por Leer!

¡Adiós y Hasta Pronto!

Te gustó este post? Compártelo

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

Otros Posts...

Alguna duda o algo que agregar? Deja un comentario!

ACTUALIZADO 2018

 

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

Otros Posts...

Santiago
Hola! mi nombre es Santiago y soy de Medellin, Colombia, soy el administrador y autor de este sitio, con el que espero aportar con información, conocimiento y experiencia a Kombucheros de todo el mundo de habla hispana que fermenten y consuman Kombucha en casa; como persona mis fortalezas son la transparencia, la investigación y la sencillez, me encanta el deporte y la buena alimentación, así como todo lo que tenga que ver con hábitos saludables y una mejor calidad de vida.

© Kombucheros.Net – 2018. El Portal Web Latino De La Kombucha